1 2 3

Es un contrato por el cual la compañía de renting pone a disposición de su cliente un vehículo, a solicitud de éste, por un plazo de tiempo determinado con todos los gastos incluidos, según el contrato, a cambio del pago de una cuota mensual. Estos gastos incluyen habitualmente el mantenimiento recomendado por el fabricante para su óptimo funcionamiento.

En este proceso resulta fundamental el asesoramiento de la compañía de renting, quien aconseja el vehículo más apropiado teniendo en cuenta tanto su relación calidad-precio, seguridad, estrellas EuroNCAP, consumo, impacto medioambiental.